México: Repartidores de aplicaciones como Rappi y Uber Eats quieren ser considerados trabajadores

Si tienes una idea, tienes una App..... y una Web también !

México: Repartidores de aplicaciones como Rappi y Uber Eats quieren ser considerados trabajadores

Rappi y Uber Eats son una muy buena opción para quienes deciden hacer dinero extra o incluso, para quienes quieren vivir de eso. Pero el problema en esto es que aquellos que trabajan en estas aplicaciones no son considerados como trabajadores, por lo que no tienen ningún tipo de prestación y mucho menos algo que los ampare si algo les llega a pasar.

Ni un repartidor menos

El problema viene que muchas veces, andar en la calle en bicicleta por la ciudad pone en riesgo tu vida de distintas maneras. Para empezar, tenemos casos en los que los repartidores han sido atropellados, uno incluso perdió la vida gracias a esto.

Otro de los riesgos que toman, y tal vez, el más común, es el de ser asaltados y despojados de sus pertenencias. El cual es un problema que tienen que solucionar ellos solos, incluso cuando son heridos. Y si por algún motivo ya no pueden continuar trabajando como repartidor, las empresas no se ven afectadas en absoluto.

Uber Eats Rappi

Es por eso que salieron a las calles para poder considerados como trabajadores y así, tener algún tipo de seguridad mientras ayudan a incrementar la popularidad de estas apps.

“La Secretaría de Movilidad recientemente estipuló que motociclistas repartidores de apps y no digitales deberán contar con una licencia especial, puesto que una gran cantidad de accidentes en la capital involucran motociclistas.”

Fue lo que dijo el vocero de este movimiento, el cual tiene a unos 9 mil trabajadores de aplicaciones que piden lo mismo y que se arriesgan de la misma manera todos los días.

La protesta, con más de 200 repartidores, se realizó el 27 de Noviembre debajo el puente de Eje 5, lugar en donde un repartidor de nombre Matías Flores perdió la vida mientras trabajaba y fue atropellado. Solamente queda esperar si esto causa alguna respuesta de parte de las empresas y del gobierno.